La dominación financiera se produce cuando un hombre o una mujer se someten de forma voluntaria y sumisa a un dominatriz financiero en Super Porno podemos ver algunos ejemplos, a quien le donan su dinero o le hacen regalos llevados por su necesidad de ser dominados y controlados.

El increíble mundo de la dominación financiera

dominaEl contacto entre el dómino y el sumiso, se lleva adelante por norma general en línea, para ello existen páginas web creadas exclusivamente para este fin, de tal manera que quienes están en estos espacios saben lo que buscan y lo disfrutan plenamente.

El sumiso, también llamado esclavo, desarrolla una especie de idolatría hacia su amo donde su único objetivo es hacerlo feliz, satisfacer sus necesidades de vanidad, que sea su príncipe o princesa, hasta llegar inclusive a hacerle tributos sin necesidad de que estos sean exigidos por su dómino financiero.

Esta actividad de dominación financiera se ha hecho una fuente de negocio para muchas personas que bien poseen las características necesarias para presentarse frente a una cámara y persuadir de forma efectiva a quienes buscan satisfacer sus más íntimos deseos de ser sometidos y mandados. En su mayoría son las mujeres las que llevan la batuta en esta práctica de dominación.

¿Cómo funciona la dominación financiera?

La dominación financiera llega a tener a su disposición muchos esclavos a quienes exige que le cumplan cada una de sus demandas financieras, por ejemplo, antes de iniciar la relación es común solicitar una prueba de que el sumiso estará dispuesto a someterse a los pedidos de su amo y se trata nada más y nada menos de realizar un “pequeño tributo”.

El fin dom o dómino financiero, necesita en todo momento mantener el control, dará ordenes, asignará deberes, decidirá cómo será llevada la relación, definirá días y duración del contacto On line y para ello utiliza siempre un lenguaje de mando donde el esclavo es obligado a dar regalos y a tributar para que su amo pueda ir de compras, disfrutar de una buena comida, ir la piscina, al club, mantenerse en forma y presentable, a gastar menos en él y más en su amo, demostrando en todo momento que hace su voluntad, suministrando pruebas de ello y dejándole saber que vive por y para éste.

Al menos en esta práctica no existe el daño corporal más si el daño en el bolsillo del sumiso.
La dominación financiera se enmarca en el género BDSM, cuyo propósito de este último es abarcar prácticas y fantasías de índole erótico. Las siglas recogen los siguientes términos: Bondage y Disciplina, Dominación y Sumisión, Sadismo y Masoquismo.

En el argot de esta dominación, al sumiso se le denomina también “pay pigs”
Para facilitar las transacciones, existen plataformas como Bitcoin, Google Wallet y listas de deseos de Amazon; que hacen extremadamente sencillo el pago de los tributos.

¿Qué beneficio obtiene el sumiso?

De acuerdo a entrevistas realizadas, lo excitante para el sumiso está en imaginar y después sentir como el dominante invade de tal forma su intimidad que es capaz de meter la mano y apoderarse de sus finanzas sin el menor remordimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *